NO ACEPTAREMOS CHANTAJES HACIA LOS TRABAJADORES DE ENDESA

Esta semana, en la mesa negociadora constatábamos cómo, una vez más, la imposibilidad de avanzar en la negociación persiste inmutable. Por mucho que la dirección se empeñe en vestir sus propuestas de modernidad y flexibilidad, la puesta en práctica de todas y cada una de ellas sería un avance a pasos agigantados hacía una mayor precariedad laboral y merma económica para los trabajadores de Endesa, a pesar de los excelentes resultados económicos.

Ante esta situación ya crónica, las Secciones Sindicales decidimos solicitar un receso en la reunión de la mesa para salir hacia el despacho del máximo Responsable de Relaciones Laborales (Andrea Lo Faso), y requerirle que diese ya la cara, y expusiera directamente su posición.

A partir de ahí, se han mantenido varias reuniones con los Secretarios Generales, en las que ante nuestra indignación, la dirección de RRLL ha mostrado su postura con claridad; un mensaje claro, pero el contenido del mismo solamente puede provocar en la Representación Social, rechazo e indignación a partes iguales, y en la plantilla desmotivación para todos y sorpresa desagradable para los que todavía, si es que queda alguno, aún se creen que le importamos algo a esta dirección de Enel.

Su mensaje se ampara sobre la base de la posición de fuerza de la empresa, y es QUE NO HABRÁ CONVENIO SI NO ACEPTAMOS SU PROPUESTA DE LIMITACIÓN DE TARIFA PARA ACTVOS Y PASIVOS (3.500 kWh) Y LIQUIDAR LOS BENEFICOS SOCIALES DE LOS CONVENIOS DE ORIGEN, y eso sí, con unos pormenores que, donde ellos ven un buen convenio, nosotros solo alcanzamos a ver retroceso en nuestras condiciones laborales, pues en el paquete va incluido una ridícula revisión económica, cuestiona el Plan de Fomento Conjunto del Plan de Pensiones, insiste en una clasificación profesional que minusvalora el valor de nuestro trabajo, y el supuesto ahorro en beneficios sociales…; se lo quieren quedar prácticamente todo.

Esta postura deja claramente en evidencia unas artes de que no dudan en utilizar la extorsión y el chantaje como herramienta de negociación, acompañado de una tarjeta de presentación donde prima la desconsideración y el desprecio a los trabajadores, pues nos ven como un gasto a soportar, y con un halo de prepotencia como bandera.

La RS seguiremos manteniendo nuestra posición con firmeza como venimos haciendo en los dos últimos años, hasta intentar conseguir un acuerdo, y no dejaremos de pelear y luchar con la dirección, realizando todas las acciones que sean necesarias para sacar adelante un convenio que nos merezcamos todos los trabajadores y trabajadoras de Endesa.

Compañer@s, no os dejéis engañar por los mensajes que lanza la dirección de la empresa; NO hay convenio por su actitud prepotente. Ahora más que nunca, unidad y valentía ante tamañas agresiones. La única manera de plantar cara a esta dirección es con la unidad de todos.

¡¡¡Si todos sumamos, somos más fuertes!!!

Madrid, 4 de Octubre de 2019


 

[abrir en ventana principal]